Las diferencias entre una clínica estética, SPA y cabina son muchas, pero los tres conceptos buscan el mismo fin “el bienestar y belleza de los pacientes”.

Cada clínica, cabina o SPA  son diferentes, desde la decoración hasta el tipo de personal que labora en cada centro, es por ello que cada lugar es único y el tipo de pacientes muy diferente.

Dentro de los profesionales de la belleza encontramos a:

 

–        Cosmetólogos: son aquellos que tratan algunas alteraciones de la piel para mejorar su aspecto, pero no pueden recetar medicamentos ya que no son médicos, únicamente utilizan cremas, geles, ampolletas, es decir productos de aplicación tópica o aparatos, pero siempre dentro de su campo.

 

–       Cosmiatra: Es el apoyo de médicos, está capacitada para tratar tanto el rostro como el cuerpo, aplicación de peelings y tratamientos más profundos. Tiene conocimiento en cosmética, piel, anatomía y aparatología.

 

–       Terapeuta: ellos hacen todo tipo de masajes, conocen terapias alternativas, manejan cromoterapia, aceites esenciales y todo lo relacionado con la relajación, paz y bienestar del paciente.

 

¿Qué es una cabina?

Esta consiste en una habitación de buen tamaño, en la que se realizan diferentes tratamientos estéticos, en las cabinas se realizan tratamientos sencillos como faciales, masajes y tratamientos reductivos. No cuenta con áreas húmedas, ni se realizan tratamientos agresivos.
Las cabinas las podemos encontrar dentro de gimnasios, salones de belleza y algunos hoteles.

Estás cabinas generalmente cuentan con equipos sencillos como vapor de ozono, alta frecuencia, corriente galvánica, G5 y lupa.

 

¿Qué es una clínica estética?

Este es un establecimiento de buen tamaño, en el que cuenta con varias cabinas para poder realizar diversos tratamientos estéticos, puede tener consultorios, cuenta con recepción y en muchos casos un área húmeda con regadera, vapor y sauna.

Puede haber médicos estéticos o dermatólogos y se realizan procedimientos más agresivos a los pacientes, como lo es la aplicación de botox, rellenos, hilos rusos, etc…

Estos centros estéticos cuentan con una amplia gama de aparatología, desde lo más básico hasta los últimos equipos de vanguardia.

 

¿Qué es un Spa?
SPA significa “salud por agua”, se trata de instalaciones basadas en la aplicación de agua con diferentes temperaturas para mejorar el estado de salud y belleza.

Solo se califican como SPA a todos aquellos que tienen como principal elemento el agua.

 

A su vez los SPA´s se clasifican en:

 

–       Urbano, son los que se encuentran en la ciudad.

–       Destino, este tipo de SPA aloja a sus pacientes y se encarga de dar tratamientos de relajación, físicos y alimenticios.

–       Médico, realizan desde tratamientos terapéuticos, hasta problemas de sobrepeso.

 

Los servicios principales en un SPA son los tratamientos de hidroterapia,  los cuales consisten en la utilización de agua como terapia, el agua puede estar a diferentes temperaturas y presiones, además de estar en variadas posibilidades como piscinas, jacuzzis, tinas de baño, etc.

Algunos ejemplos de los tratamientos de hidroterapia son los baños de vapor, ducha Vichy, hidromasajes, baños de contraste, regaderas de presión, etc.

Para un SPA es muy importante contar con circuitos acuáticos, ya que si no cuentan con ellos no podemos decir que se trata de un verdadero SPA, además cuentan con variadas técnicas de masaje, temazcales y terapias para piel, cuerpo y alma.

Los SPA´s utilizan muchos tratamientos alternativos como lo es la aromaterapia, flores de bach, cromoterapia, alineación de chacras y reiki, entre muchos otros. Además cuentan con clases de yoga y meditación, tratamientos exfoliantes, envolventes y terapias de oxígeno.