El mayor órgano del cuerpo humano es la piel. Debido a los diversos tipos de  tejidos que la componen es que llega a representar hasta el 15% del peso corporal de un adulto.

La piel Funge como protección principal de los órganos y tejidos internos. En ella encontramos el tejido epitelial, el tejido conectivo, el tejido nervioso, el tejido muscular y por supuesto el vascular. Y se divide en 3 capas superficiales Epidermis, Dermis e Hipodermis que unidas tienen como funciones  principales lograr la termorregulación, la conservación, la nutrición y la sudoración del cuerpo, además permiten la formación de la queratogénesis y pigmentogénesis entre otros.

 

1. EPIDERMIS

En su totalidad carente de vasos sanguíneos, esta capa se deriva del Ectodermo y esta constituida por cinco estratos celulares que de superficie a profundidad encontramos como:

 

  • Capa  Basal o Germinativa: conocidas como células cilíndricas que conforman  el 5% de las células epidérmicas, son de reproducción continua y mediante un proceso de queratinización terminan formando la capa cornea. En esta capa encontramos también a los melanocitos que son los encargados de darle el pigmento característico de cada individuo a la piel.

 

  • Capa Espinosa: La histología demuestra que esta capa esta compuesta por filas de células poliédricas unidas por el espeso cemento intercelular, en ella se localizan  las llamadas células de “Langerhans” que son melanocitos pigmentarios a punto de su degeneración.

 

  • Capa Granulosa: su grosor es gracias a las tres hileras de células que la conforman, esta capa en conjunto con las dos anteriormente mencionadas forman el ya muy conocido cuerpo mucoso de malpighi. Aquí es donde el citoplasma de las células originadas en el estrato basal sufren diversas alteraciones y su núcleo llega a afectarse de tal manera que finalmente mueren.

 

  • Estrato Lucido: este estrato mayormente  es encontrado en las palmas de las manos y las plantas de los pies, ya que este es la transición entre el estrato granuloso y el estrato corneo  y únicamente se aloja en las zonas con piel muy gruesa.

 

  • Capa cornea: esta formada por células muertas llenas de proteína fibrosa mejor conocida como queratina. Esta capa o estrato es muy pobre en agua, es por eso que la piel segrega una sustancia hidrolipidica que actúa como protector. Es aquí donde la descamación y eliminación de células muertas tiene lugar.

 

2. DERMIS

 

Formado por nervios y vasos sanguíneos el tejido conjuntivo aloja músculos, glándulas sebáceas y pelos. Es una increíble estructura en donde se apoya la epidermis y se junta la piel con el tejido celular subcutáneo o hipodermis. En ella colaboran fibras elásticas y fibras colágenas formando una especie de malla o red que brinda tensión a la piel.

Además de fibras de reticulina (precolágeno) también se localizan en la dermis fibroblastos, fibrositos, histiocitos y mastocitos entre otros.

 

La dermis en su interior cuenta con dermis papilar y dermis superficial que al unirse a la epidermis logran un levantamiento hacia el exterior es decir, una firmeza notoria del tejido.

La parte más profunda es la dermis reticular reconocida por ser un tejido conectivo muy denso formado por fibras gruesas.

 

En ambas partes existe presencia de fibras de elastina  encargadas de brindar a la piel la elasticidad característica y necesaria. En su mayoría las fibras dérmicas están compuestas por glicoproteínas con alto contenido de acido Hialurónico mejor conocido como colágeno. Encargado de la fuerza y resistencia del tejido cutáneo.

 

3. HIPODERMIS

 

La hipodermis es un tejido conjuntivo laxo. El grosor de esta capa depende de la zona del cuerpo y el grado de nutrición del organismo.

Esta compuesto principalmente por tejido graso (panículo adiposo) mismo que le atribuye la capacidad de protección contra agentes o factores externos tales como traumatismos y variaciones de la temperatura ambiental. Esta capa se une débilmente a la dermis y es totalmente responsable del correcto deslizamiento de la piel sobre las estructuras, tejidos y órganos a los que debe protección.

Además de ser una importante reserva energética es fundamental para la modelación de la silueta corporal y en ella se alojan dos grandes integrantes que son:

 

  • Los nervios espinales y simpáticos: Estos son los encargados de reunir las sensaciones de la epidermis, la dermis y la hipodermis. Utilizando para lograrlo las terminaciones libres. Los corpúsculos vater- pacini en la dermis son responsable de la captación de la sensibilidad profunda o de presión.

En la dermis profunda tenemos los corpúsculos de Krause para detectar la sensación del frío y los de Ruffini para detectar el calor.

Para detectar las sensaciones táctiles contamos con los corpúsculos  de Meissner-Ranvier en la dermis papilar y finalmente en la epidermis tenemos terminaciones nerviosas libres para captar todas las sensaciones y estímulos de dolor.

  • Vasos sanguíneos: Son los encargados de la nutrición y la oxigenación de las glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas y folículos pilosos. Los vasos sanguíneos y linfáticos se encuentran en grandes cantidades endermis y en la hipodermis ya que estos tiene una disposición similar.