Cosmético es toda aquella sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir las imperfecciones que estos presentan.

Los cosméticos se componen de: principio activo, excipiente o vehículo, aditivos y correctores. Como categoría general  están divididos en cosméticos para el cuidado de la piel, tales como cremas, lociones de hidratación, mascarillas y productos de tratamiento para reparar u ocultar imperfecciones (acné, arrugas, ojeras, etc.). Seguido de maquillajes y productos de limpieza personal como lociones, cremas y perfumes.

Todos aquellos que tienen como objetivo la cura de alguna enfermedad o algún producto que se pueda ingerir, inhalar o inyectar dentro del cuerpo humano no están en la categoría de cosméticos ya que estos solo deben aplicarse vía tópica con los fines antes mencionados.

Debido a las necesidades de los pacientes y la exigencia de los diversos tipos de piel, la ciencia se ha visto en la necesidad de crear una gran variedad de cosméticos. Gracias a esto se han inventado diversas clases de fórmulas y nuevas composiciones químicas  para corregir problemas reales para toda clase de gustos, necesidades y presupuestos.

 

Tipos de cosméticos

Cosméticos hipoalergénicos: son aquellos que cuentan con la característica de estar elaborados con materiales que ayudan a disminuir el riesgo de provocar un síntoma de irritación o alergia. Esta línea de cosméticos es para pieles sensibles y están hechos a base de componentes no irritantes ni abrasivos para la piel. La mayoría de los productos  hipoalergénicos son buenos y recomendados para todo tipo de piel.

Cosméticos libres de grasa: Estos tipos de cosméticos resultan ideales para las pieles grasas o con tendencia al acné, son hechos a base de componentes de agua, de fácil disolución y absorción, evitando la formación excesiva de sebo y permitiendo la limpieza e hidratación necesaria.

Cosméticos a prueba de agua: En ingles se les conoce como waterproof, tienen una base impermeable, que evita que se disuelva con el sudor o incluso si se mete a una piscina. Es ideal para tipos de piel hiperpigmentadas y para clientes que realizan deporte.

Cosméticos minerales: Este tipo de cosméticos se caracteriza por ser de base mineral, contienen micro pigmentos de óxido de zinc, dióxido de titanio, son excelentes para utilizar en pieles con acné y seborréicas gracias a su acción astringente, depurante, oxigenante y antinflamatorio.

Cosméticos naturales u orgánicos: No contienen químicos ni agentes abrasivos para la piel, se caracterizan por tener extractos de frutas, algunas verduras o hierbas, siguen la moda de lo orgánico, hipoalergénico y natural,  aportan una cantidad importante de beneficios a la piel, no irritan y favorecen a todo tipo de piel gracias a sus activos antioxidantes y libres de plomo y químicos.

Nota: Los tipos de cosméticos varían también en función de las presentaciones, crema, tónico, loción, mascarilla etc.